Venecadencia, el primer álbum del comediante Ricardo del Búfalo

Ricardo del Búfalo lleva tiempo haciendo comedia musical sobre temas políticos y relacionados con la crisis que vive Venezuela. Muchos lo conocen por sus rutinas de stand up o por las canciones informativas, que se hicieron populares durante el apagón nacional que afectó al país en el primer trimestre de 2019. Sin embargo, desde hace un par de años tenía ganas de hacer algo diferente. Quería dejar un registro de cómo es ser venezolano en la época de Nicolás Maduro. Todo con humor. Y así nació Venecadencia, el primer álbum del comediante barquisimetano.

El concepto de Venecadencia es un homenaje al libro Memorias de un venezolano de la decadencia, de José Rafael Pocaterra. Poco a poco, Del Búfalo fue incorporando al disco elementos que hablan de la decadencia del país para componer las canciones. Desde la crisis económica («Qué duro es el amor en comunismo»), pasando por las constantes fallas de servicios básicos («Monte y culebra»), hasta las eternas peleas de la oposición («Mis marines») son algunos de los asuntos que trata el comediante en sus canciones. «Traté de tocar la mayoría de temas relacionados con nuestra decadencia, por eso lo tenía en mente desde hace dos o tres años, desde que lancé mi primer EP, Por eso estamos como estamos, tenía pensado lanzar un long play», cuenta.

Esta no es la primera vez que el comediante hace música. En 2018, Del Búfalo lanzó Por eso estamos como estamos, un EP acústico en el que aborda temas políticos y hace crítica. Sin embargo, reconoce que en Venecadencia hay una evolución musical con respecto a su proyecto anterior, pues se aventuró a probar géneros como el hip hop, merenguetón y blues, entre otros. «Una de las principales diferencias es que este disco tiene más instrumentos, musicalmente es un poco más complejo que el EP, y, por supuesto, las letras. Siento que en el tema de letras hubo un avance con Venecadencia. Hay hasta chistes musicales por allí escondidos que espero que algunas personas los agarren».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Ricardo Del Bufalo (@rdelbufalo)

Aunque ponerle música y humor a una tragedia como la que vive Venezuela puede ser complicado, Ricardo Del Búfalo dice que trata de hacerlo desde sus propias experiencias, desde su dolor para poder hacerlo con legitimidad y sin ofender a nadie. «Hay canciones que pueden ser muy duras como ‘Sentimiento nacional’, que trata de un deseo de querer irse, pero de alguna manera la gente se ríe porque lo ven reflejado en mí. Yo funjo como el clown, tú te ríes del clown porque fracasa. Entonces, la canción, a pesar de que habla de un tema muy trágico, es uno de los temas que más da risa en vivo», afirma.

«Creo que hablar de una situación tan dura y dolorosa como la venezolana no se puede hacer en serio, hay que hacerlo con humor. Creo que es una manera de poder resistir a eso», añade.

Hay temas muy dolorosos de los que quisiera hablar pero que, a veces, prefiere no tocar porque podrían malinterpretarse. Sin embargo, quiere dejar un registro de todo, para que cuando alguien en 20 o 30 años quiera saber cómo era vivir en la época de Maduro pueda escuchar durante media hora el sentir de esos tiempos. “Es importante decir que hubo pobreza en 93% en la población, pero ¿cómo hablar de eso? Intenté hacerlo a través de ‘Qué duro es el amor en comunismo’, en el que hablo de que no hay plata y lo difícil que es salir. Desde ese punto de vista yo quisiera decir: ‘Mira, vivimos en el tiempo más pobre de nuestra historia’, pero hay que buscar la manera de hacerlo con humor. Contar una historia de alguien que pueda dar risa, pero que yo también pueda tener la legitimidad de hablar de ella. Así como Rubén Blades puede contar la historia de Pedro Navaja, yo poder contar la historia de alguien que era muy pobre con humor y que la gente no sienta que me estoy burlando de esa persona», reflexiona.

Aunque Del Búfalo ha intentado incluir los temas que considera importantes, asegura que ha tenido que autocensurarse por precaución. De hecho, decidió sacar del disco una canción que hablaba sobre un amor entre una PNB y un GNB en una marcha de la oposición, porque cree que necesita mucho contexto. «He sentido temor, me he autocensurado, me han censurado también. Pero aún así debo seguir hablando y cantando», dice.

El proceso creativo de los temas que le dan forma a Venecadencia fue particular. Algunas canciones tardaron años en escribirse y en el proceso fueron mutando, mientras que otras se escribieron muy rápido. Sin embargo, el comediante asegura que el disco no sonaría como suena sin la ayuda de Alejandro Díaz, productor musical, y sin el apoyo de amigos y colegas que participaron en Venecadencia, como Alejandra Otero, David Comedia y Nanutria, entre muchos otros. «Siento que el aporte de cada uno hizo especial al disco y está su sello en él. Es bonito porque hace que no sea solo mío, sino que lo convierte en una colaboración con varios amigos a quienes quiero», dice.

Más que una canción, Ricardo del Búfalo tiene momentos favoritos de cuando estaba trabajando en el disco. Las que recuerda con más cariño son «Qué duro es el amor en comunismo», porque grabaron la percusión con monedas y billetes, o «Sentimiento nacional», en la que tocó el cuatro. «Recuerdo con cariño es ‘Eres tú’ porque la hice en el apartamento de Manuel Rángel con él y Jhoa Beat, eran días en los que nos reuníamos a tocar la canción, cambiarle cosas, meterle instrumentos y echar broma. Eran días muy divertidos».

Publicado por: Isabela Isern

Fuente: elnacional.com / Ariany Brizuela

Deja una respuesta