Marvel inventa un universo múltiple para humanizar a sus superhéroes

“Doctor Strange en el Multiverso de la Locura” llega a las salas de todo el mundo, para plantear algunas interrogantes: ¿Somos seres multiversales? ¿O es una mera ficción de la factoría de cómics?

Doctor Strange en el Multiverso de la Locura llega a los cines del mundo con su esperada secuela, una historia con tantas posibilidades narrativas y argumentales, de las que Marvel ha estado preparando a la audiencia, que es difícil pensar que pueda calmar el ansia de sus fanáticos sin dejarlos con más preguntas que respuestas.

Pero más que tratarse, como se pensaba, de teorías de realidades paralelas que convergen en una misma línea temporal, como lo han dejado entrever en otras producciones, esta nueva entrega del Universo Cinematográfico de Marvel quiere ahondar en la complejidad del ser humano y su poder creativo. Para ello, la cinta recurre a dos personajes más místicos que los ya conocidos superhéroes: el Dr. Stephen Strange (Benedict Cumberbatch) y Wanda Maximoff (Elizabeth Olsen).

Ambos con sus incalculables poderes y su ya probado conocimiento sobre el universo, sumergen al espectador en un desconocido bucle de interminables existencias, desafíos, terror y, por supuesto, nuevos personajes que incluyen, esta vez, a América Chávez (Xochitl Gómez), una adolescente “latina” creada en los cómics que sustentan estas historias, y que para los internautas posee la novedad ser un personaje abiertamente queer dentro de este universo.

En conferencia virtual para medios internacionales, incluido El Universal, el cast principal y los creadores de la cinta, compartieron sus vivencias en el rodaje, dejando claro que la película da continuidad a la historia de Spider-Man: Sin camino a casa, estrenada en 2021 y protagonizada por Tom Holland.

Benedict Cumberbatch y Elizabeth Olsen, los protagonistas de la nueva apuesta de Marvel (CORTESÍA CINECOLOR VZLA)

Hacia la madurez emocional
Sam Raimi, encargado de dirigir la primera trilogía de Spider-Man en los 2000, comenta algunos de los desafíos que representó englobar una trama tan expandida en una sola historia que ya desde Los Vengadores: Endgame y las series de Disney+ Loki y WandaVision, ha dejado muchos cabos sueltos.

“Contar con plataformas de comunicación como Zoom fue una gran ventaja, el poder estar comunicados con equipos de hasta 100 personas nos permitió lograr este trabajo. Pero lo más importante fue tener grandes actores como estos, sabiendo que pueden reconocer la humanidad dentro de ellos mismos. Así es como la gente se conecta con nuestros superhéroes, y estos son actores que saben lo que es ser humano. Ellos llevan a la pantalla un conjunto de experiencias que no tienen miedo de incluir en sus actuaciones, pues también conocen muy bien a sus personajes. Para este elenco tenemos a tres talentos que han interpretado a sus personajes durante años en varias películas importantes de Marvel. Es genial ver el conocimiento profundo que traen a esta película, porque lo que ahora conocerán es el Multiverso, que es como un espejo donde se encuentran con versiones alteradas de sí mismos; estas diferentes variables cambiarán en cadena el más mínimo aspecto de la personalidad de sus personajes para crear un conflicto interesante con el ‘Yo superior’”, explica el cineasta.

Pero, ¿hay algo más humano que las emociones? El protagonista de esta secuela, el actor británico Benedict Cumberbatch, comenta que su intención fue desviar el foco de la ficción para mostrar un superhéroe más humano, que busca trascender el ego y abordar un cambio hacia su madurez emocional.

“Ahora estamos en un momento donde se ve su humanidad en todas las facetas, creo que la película aborda mucho eso, siempre lo hemos visto como un personaje omnipotente y creativo y no hemos entendido realmente el costo de todo eso. También se trata sobre renovar nuestra comprensión de él. Stephen Strange estará en un viaje de autoexamen, donde constantemente es como si sostuviera un espejo a través de una increíble estructura narrativa. Tenemos este Multiverso donde se verá su potencial para liderar, pero diré que él es mucho mejor colaborando, trabajando con otros, al darse cuenta que no siempre puede ser el que empuñe el cuchillo y tenga el control total… Stephen está evolucionando hacia un personaje más flexible, que es maleable, y que aprende muy rápido, como sabemos, no solo intelectualmente, sino ahora también profundizando en su lenguaje emocional. Diría que hay una visible maduración hacia un líder”.

Por su parte, la coprotagonista de la cinta, Elizabeth Olsen, no revela el misterio de hacia dónde se inclina la balanza de Wanda: ¿es la villana o la heroína del filme? Sí defiende con firmeza su papel y el enfoque que ha adoptado para él después de la profunda transformación que La Bruja Escarlata ha completado desde su show particular en WandaVision.

“Me siento como en las películas anteriores a WandaVision. Antes tomé un carril para contar historias que estaban basadas más en temas como la sinceridad, el amor, la pérdida o el dolor, pero con la miniserie llegué a ser como todo y nada. Esa experiencia convirtió a Wanda en una mujer y la llevó a aceptar que ahora es una mujer mítica, La Bruja Escarlata, y que ese es su destino. Espero que en esta película la gente vea esa continuación de su aceptación, de quién es ella, y el viaje que hizo para llegar a este momento”, finaliza la actriz.

Doctor Strange en el Multiverso de la Locura se estrena en cines de Estados Unidos y Latinoamérica este jueves 5 de mayo.
@LuRoj

 

Publicado por Isabela Isern
Redactado por eluniversal.com

Deja una respuesta