Katy Perry despide su etapa oscura con el optimista lanzamiento de SMILE

Apenas dos días después de dar a luz a su primera hija, Katy Perry publicó este viernes su disco SMILE, un regreso al pop inmediato con el que reinó en las listas de éxitos antes de vivir una etapa oscura y complicada que, asegura, inspiró la nueva colección de canciones.

“Comencé a escribir estas canciones cuando estaba en el lugar más oscuro”, comentó Perry en la cadena de televisión CBS al recordar el fracaso de su anterior publicación Witness, que supuso el hundimiento de una carrera que venía de batir récords y parecía no tocar techo.

El exigente mundo del pop, especialmente con las mujeres, demandó a Perry una reinvención en la que la cantante apostó por tocar temas políticos y sociales con un tono pretencioso que tuvo una recepción negativa y marcó una vertiginosa caída en su popularidad.

“Me estrellé”, dijo la propia Perry en entrevistas en las que admitió que “su carrera no cumplió con las expectativas” en un momento marcado por problemas personales y la ruptura en 2017 con el padre de su hija, Orlando Bloom.

En SMILE, la autora de “Firework” abandonó los riesgos para apostar por el pop clásico, sin estridencias, presumiendo de su facilidad para componer melodías inmediatas que hace 10 años hicieron de su clásico “Teenage Dream” el único disco con cinco números uno de la historia junto con el eterno Bad de Michael Jackson (1987).

Pero a pesar del optimismo y el tono bailable de SMILE, las letras y los títulos hacen referencia a esa “salida del túnel” en el que estaba “cínicamente deprimida” con pistas como “Cry About It Later” (llora luego sobre eso), “Resilent” (resilente) y “Not the End of the World” (no es el fin del mundo).

Hay temas con potencia de convertirse en éxitos superventas como el titular “Smile” o “Daisies”, que están funcionando en listas, pero mezclados con canciones que el público conoce desde hace más de un año como “Never Really Over” y las radios ya terminaron de exprimir.

Lo curioso de “Never Really Over”, que abre el disco, es que cuando se publicó en junio del año pasado nunca se anunció como el anticipo de un proyecto y toda su estética difiere de la imagen circense de SMILE, que apenas se promocionó.

Este lanzamiento discreto competirá con Folklore de Taylor Swift, el más vendido del año a pesar de su anuncio sorpresa, y con la edición de remixes del aclamado Future Nostalgia de Dua Lipa.

Fuente: elnacional.com / EFE

Deja una respuesta