Espectáculo por los 50 años de trayectoria de Serenata Guayanesa

Un video conmemorativo con los miembros de Serenata Guayanesa recordando sus 50 años de trayectoria da inicio al espectáculo La pulga y el piojo se quieren casar. La sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño (TTC) permanece en penumbra mientras Iván Pérez Rossi (barítono y cuatrista), César Pérez Rossi (barítono y percusionista),  Mauricio Castro Rodríguez (contratenor y percusionista), Miguel Ángel Bosch (médico y cantante)  y Sabin Aranaga (barítono y segundo cuatro) cuentan en la pantalla algunos de los hitos del grupo que desde hace décadas forma parte del ADN de los venezolanos. Tantos años de canciones y álbumes que forman parte del cancionero popular de varias generaciones,

El video concluye, las luces azules se encienden y la fiesta de cumpleaños en honor a Serenata Guayanesa comienza con «El Sapo». El público aplaude y, con los primeros versos, los presentes ya están coreando el reconocido tema de este cuarteto que en 1971, en el estado Bolívar, comenzó a escribir su legado, en ese entonces con Hernán Gamboa (tenor y cuatrista) como miembro. Seguidamente, el grupo comienza a entonar los versos de «Ciudad Bolívar», una canción inspirada en el lugar que los vio crecer y donde tuvieron su primera presentación en una reunión en la casa del entonces gobernador del estado, Manuel Guarrido.

Al culminar la canción, César Pérez Rossi toma la palabra y da la bienvenida al público. Con afecto y algunas bromas sobre su edad, les recuerda que la reunión es para conmemorar lo que ha logrado Serenata Guayanesa en cinco décadas de música, versos, amor por lo propio y trabajo duro. Tras interpretar el tema «A la una», comienza «La fiesta» y al escenario se suman los niños de Vasallos de Venezuela con banderas de colores mientras bailan. Todos están reunidos en una celebración familiar, donde la cercanía y los recuerdos son los protagonistas de la primera de dos funciones que finalizarán este domingo 17 de agosto a las 11:00 am.

Serenata Guayanesa de
Iotos Ramsés Romero (@rrbfotos)
Serenata Guayanesa de
Vasallos de Venezuela  

El viaje de Serenata

A la fiesta de cumpleaños se suma Annaé Torrealba quien, como animadora, introduce el viaje que hará el público de la mano de Serenata Guayanesa. El quinteto continúa interpretando algunos éxitos. Entre ellos «Dime Lunita», «Antigua receta de amor» y, uno de sus temas más emblemáticos, «El papagayo».

Serenata Guayanesa de
Annaé Torrealba en la gala aniversario | Foto Ramsés Romero (@rrbfotos)

Mientras el grupo interpreta los reconocidos versos «Quiero hacer un papagayo volador multicolor, para remontar las nubes y llegar donde esta Dios», los niños de Mi juguete es canción suben al escenario. Juntos, con sus brazos pintados de tricolor, bailan al ritmo de la inolvidable canción estrenada en 1995. La canción concluye y es el turno de Miguel Ángel Bosch de tomar el micrófono.

«Gracias por tanto cariño hacia Serenata Guayanesa. Llevamos mucho tiempo sin verlos, en particular, llevo mucho tiempo sin cantar. Ahora estoy haciendo una terapia para poder volver a hacerlo, veremos si sirve. Hay una persona que quiero presentar es un amigo y uno de los mejores músicos. También es quien ha producido este espectáculo, con ustedes el señor Cheo Hurtado». Tras la presentación, el músico, compositor y reconocido cuatrista entra a escena vestido con un traje llanero de color blanco y su característico sombrero. Hace una pequeña reverencia al público y se sienta. Allí, interpreta un solo que por más de 3 minutos se robó los aplausos y ovación del público en el TTC.

Serenata Guayanesa de
Los niños acompañando el tema «El papagayo» | Foto Ramsés Romero (@rrbfotos)

A la llegada de Hurtado, uno de los invitados estelares, se le suma el flautista Luis Julio Toro de Ensamble Gurrufio. «Nosotros cantamos bien, pero se nos escucha mal. Un día, queríamos componer una pieza con las mayores dificultades. Escogimos puros trabalenguas e hicimos una canción a la que llamamos ‘El trabadedos’, disfrútenla», dice Toro.

El tema termina con Hurtado bromeando con el público y tratando de enseñarles a Serenata Guayanesa el trabalenguas que dio origen a la canción. Así, en medio de risas y comentarios amistosos entre Ensamble Gurrufío y los homenajeados, se cierra el negro telón de terciopelo de la Sala Ríos Reyna para dar inicio al intermedio.

El Ensamble gurrufío | Foto Ramsés Romero (@rrbfotos)
Cheo Hurtado, productor del espectáculo | Foto Ramsés Romero (@rrbfotos)

La pulga y el piojo por fin se casaron

El público vuelve a sus asientos al subir el telón que presenta a dos pequeños niños de Vasallos de Venezuela disfrazados de la pareja más famosa gracias a Serenata Guayanesa: La pulga y el piojo. Los versos del tema, que por generaciones se ha enseñado en las escuelas, y no solo del país, comienzan con los chicos interpretando a cada uno de los animales que se mencionan en la letra.

La pulga y el piojo | Foto Ramsés Romero (@rrbfotos)

Al cerrar la canción con la trágica muerte del padrino de la boda en las fauces de la madrina, las luces se encienden. Del centro del pasillo, el gran cantante Francisco Pacheco canta a capela unos versos en honor a sus amigos. «Serenata Guayanesa es el cantar de la vida y el sol de Ciudad Bolívar», entona con su característica voz.

Francisco Pacheco interpretando «Viajera del río» | Foto Ramsés Romero (@rrbfotos)

«Hace 25 años mis amigos de Serenata Guayanesa me pidieron que cantara en su aniversario. Pero no me dejaron cantar mi tambor, me pidieron que cantara el tema del compositor Manuel Yáñez. Ahora, después de otros 25 años, nuevamente, aquí estoy para hacerlo», expresa Pacheco.

El público entona con emoción los versos de «Viajera del río». Pacheco permanece en el escenario para interpretar uno de los temas que, según César Pérez Rossi, es uno de los más importantes en los últimos 20 años: «Quién ha visto negro como yo».

Entre tambores y bailes, la fiesta continúa con la historia de amor entre la pulga y el piojo. Serenata Guayanesa da inicio así a «El heredero», una canción en la que los niños participan.

Y los cumplió feliz

La gala aniversaria continúa como un recorrido por el amplio repertorio de Serenata Guayanesa. El grupo también dejó su firma y su legado en las fiestas navideñas. Mauricio Castro Rodríguez se toma uno minutos para explicar que, desde hace décadas, el grupo ha estado presente en las navidades de los venezolanos con varios aguinaldos que han marcado las vidas de muchos.

«Mauricio se puso a componer inspirado en cosas bonitas», añade César Pérez Rossi. Seguidamente, comienza a tocar los versos del aguinaldo «Te vine a buscar». Al finalizar, Mauricio Castro vuelve a tomar la palabra: «Gracias por compartir con nosotros tantos años de canciones. Ahora, interpretaremos el aguinaldo que canta todas las familias venezolanas». Y así, presenta «Corre caballito», que corea toda la sala Ríos Reyna.

La sala Ríos Reyna del Teatro Teresa Carreño | Foto Ramsés Romero (@rrbfotos)

El espectáculo se acerca a su final y, por primera vez en el concierto, Iván Pérez Rossi toma la palabra: «No puedo ni hablar del grupo que tengo. Tengo unos compañeros que cuando no canto ellos cantan por mí. Tengo un gripón que no me permite cantar pero, después de tanto esfuerzo no podíamos cancelar, por eso estamos aquí. Estamos haciendo el concierto con todo nuestro esfuerzo y malestar. Les ofrezco mis excusas por este desastre de voz, pero no importa yo me meto y cachicameo. El cachicameo es cuando haces segunda voz, que eso sí podemos hacerlo que para eso tenemos 50 años de experiencia. Voy a cachicamear la canción ‘El golpe y estribillo». 

Tras los acordes finales, Torrealba vuelve al escenario para explicar que como todo cumpleaños, no sería una fiesta sin una torta. Al escenario ingresan dos personas de protocolo con una gran torta de cumpleaños con las figuras de la pulga y el piojo en la cima. La audiencia comienza a cantar cumpleaños y a escena se suman todos los invitados a la gala.

«Como este es el cumpleaños de Serenata Guayanesa, se debería terminar esta fiesta con algo alegre y colorido. Así todo el público podrá disfrutar de la alegría del calipso», exclama Torrealba e, inmediatamente, los primeros acordes de «Calypso de El Callao» comienzan a sonar. Se suman los niños de Vasallos de Venezuela. El público se pone de pie, aplaude, canta y baila acompañándolos.

«Calypso de El Callao»  Foto Ramsés Romero (@rrbfotos)

Y así, el TTC se despidió de la primera de las dos funciones aniversarias de La pulga y el piojo se quieren casar diciendo: felices 50 Serenata Guayanesa bailando calipso.

última interpretación de la noche Foto Ramsés Romero (@rrbfotos)

Los niños bailando Calypso del Callao Foto Ramsés Romero (@rrbfotos)

Publicado por: Isabela Isern

Foto de portada: Ramsés Romero (@rrbfotos)

Fuente: elnacional.com

Deja una respuesta