Asmiriam Roa cambia una apasionada hacia el café y el chocolate

Asmiriam Roa

Por lo general, los padres venezolanos apuestan a que sus hijos estudien carreras tradicionales, como el Derecho por ejemplo. Sin embargo, la pasión y lo que dicta el corazón es mucho más fuerte, dejándonos guiar por ellos. Ese es el caso de nuestra invitada para la edición número 31 de Venezolanos Ilustres, Asmiriam Roa, quien estudió Derecho para complacer a sus padres, pero fue su amor y pasión hacia el café y el chocolate lo que la llevó finalmente a incursionar en estas áreas que la ha llevado hasta Malasia.

Asmiriam se define así misma como una persona entusiasta, que es feliz por las cosas simples de la vida:

“Una entusiasta de la buena vida que te da las cosas simples. Decidí dedicar mi vida a dar disfrute a los demás con buenas tazas de café y grandes chocolates, que además son preparados con cafés y cacaos de fincas donde se esmeran por cuidar los granos hasta que llegan a nuestras manos”, fueron parte de las palabras con las que Roa inició esta amena entrevista.

Asimismo, hizo referencia a que nació en el estado Mérida, pero que debido al trabajo de su papá creció en diferentes estados de Venezuela, lo que le permitió desarrollar esa habilidad de adaptarse rápidamente a los lugares que le tocaba vivir, entre ellos Kuala Lumpur, Malasia donde reside Roa en la actualidad.

“Nací en Mérida, Venezuela. Por el trabajo de mi papá nos mudamos mucho entonces crecí en varios lugares del país. Eso me da la habilidad de adaptarme siempre a nuevos destinos. Desde julio de 2019 vivo en Kuala Lumpur, Malasia”, detalló la merideña.

Aunado a ello, también nos confesó que son muchas las cosas que la mantienen soñando y trabajando, siendo una de ellas: “Esa emoción de ser parte de una cadena de valor donde todos los involucrados tienen una vida mejor, desde las fincas hasta los cafés que servimos y los chocolates que hacemos”, siendo entonces su frase predilecta “despierto con café y sueño con chocolate”.

Inicios de Asmiriam Roa en el mundo del barismo y la chocolatería

Asmiriam como digna representante de la región andina de nuestro país, ha tenido preferencia por el conocido “guayoyo”, pues además de ser tradición creció en una finca de café, lo que la llevó sin duda a preferir y conocer este tipo de bebidas calientes.

Asmiriam Roa

“Como buena andina para mí el guayoyo siempre ha sido parte importante de mi vida y crecí visitando una finca de café, por lo que siempre estuve rodeada de este fruto. Luego en un viaje a Europa compré unos chocolates muy especiales y me di cuenta de que estaban hechos con cacao venezolano, desde ahí me quedó sonando la idea del cacao. Luego de estudiar Derecho decidí seguir ese camino y hacer mi maestría en chocolate, además de empezar mis estudios de barismo y café de especialidad”, indicó la destacada barista y chocolatera.

No obstante, es importante destacar que sus estudios culinarios comenzaron con el chocolate. “Empecé a estudiar cocina pero mi norte siempre fue la chocolatería. Comencé con mi familia a vender chocolates de terceros pero entre más sabía más quería mejorar la calidad de lo que ofrecía, así que empecé a ir a cuanto curso de chocolate podía, pero fue hasta 2013 cuando hice mi máster de chocolate en Barcelona España”, expresó Roa.

Asimismo, nos comentó que una vez que volvió de España comenzó a estudiar y se certificó en café de especialidad y desde ese momento se dedicó a ambos rubros. “Con frecuencia me dicen que prefiero el chocolate o café, a lo que respondo por qué separar lo que nace junto, el café y el cacao comparten el terruño y cuando ambos son de alta calidad hacen armonía perfecta”, indicó Asmiriam Roa.

La chocolatería y el barismo se imponen ante el Derecho

A pesar que Asmiriam estudió Derecho nunca lo ejerció de manera activa, pues su pasión hacia el café y el chocolate se impusieron no solo en sus gustos, sino en su corazón.

Además nos confesó que estudió esta carrera para complacer a sus padres, quienes siempre desearon verla graduada en una profesión “tradicional”, como lo dijimos al inicio de esta entrevista.

“Yo estudié Derecho porque mis papás siempre desearon que tuviera una carrera tradicional. Sin embargo cuando me gradué fue la pasión por estos dos frutos lo que me llevó a enfocarme en ellos y no ejercer activamente el Derecho”, expresó Asmiriam quien nos habló sobre cómo se le abrieron las puertas en Malasia.

Asmiriam Roa

Resulta que en el 2018 la barista y chocolatera fue contactada por sus redes sociales para ocupar un puesto en Juan Valdez Café Malasia. “Buscaban alguien con experiencia en entrenamiento de personal y que tuviera experiencia en ambos oficios: barismo y chocolatería. En ese momento yo estaba pasando por situaciones personales difíciles que hicieron que no prestara tanta atención a esa propuesta, luego me di cuenta de lo que significaba y empecé un proceso de selección un poco largo en el que fui seleccionada”, aseguró Roa.

Tras ser seleccionada, Procafecol la llevó a entrenarse a Colombia, específicamente en Bogotá, donde aprendió todos los procesos de calidad y hospitalidad que tienen, “siempre con la meta de llegar a Malasia. En julio de 2019 termino mi entrenamiento y me vine a Malasia”, indicó la destacada barista y chocolatera.

Y aunque este cambio de país ha sido toda una aventura para Asmiriam Roa, en especial en el ámbito profesional, también ha representado todo un reto adaptarse a Malasia por toda la mezcla de culturas que convergen en esta nación.

“Enfrentarme a una cultura completamente diferente fue un desafío al comienzo, entender la forma en la que se comunican, las costumbres que tienen. Un día en pleno servicio, con todas las mesas llenas el chef paró a rezar, para mí eso fue una sorpresa, luego entendí que eso hace parte de la cultura y que para ellos es algo normal y que tenía que empezar a negociar límites para no ir en contra de sus tradiciones, pero que el servicio no se viera afectado”, especificó Asmiriam.

Asmiriam Roa detrás de sus títulos

Si bien es cierto, nuestra entrevistada es una mujer llena de conocimiento, es ante todo un ser humano con experiencias que han marcado su vida. Una de ellas fue su llegada a Malasia.

Asmiriam Roa

“Si, llegar a vivir en Malasia, ver cómo siendo tan diferentes entre ellos pueden vivir en respeto. En Malasia coexisten 3 culturas los Malasios-Malasios que son musulmanes no consumen ni cerdo ni alcohol, los Malasios-Chinos que consumen alcohol y cerdo pero no res y los Malasios-Indios que son mayormente vegetarianos. Todos respetan las costumbres del otro, las celebraciones religiosas de los demás, en realidad es precioso”, aseguró Roa.

Además de ver y admirar el respeto que existe entre estas tradiciones tan distintas entre sí, ella también tiene una persona a la cual es su modelo a seguir, o mejor dicho dos personas “referencia” en su vida.

Una de estas personalidades es su papá y la otra no menos importante su mentor Sr. Dennis.

“Wow esta pregunta es muy compleja, porque tengo muchos pero podría decir que mi papá por su gran ejemplo y al Sr Dennis mi actual mentor del que estoy aprendiendo cada día como hacer grande un negocio a través de la gente que trabaja en ella”, aseveró la merideña.

En cuanto a la anécdota que quiso contarnos está el hecho de traducir de lo que se trata la comida asiática, dijo entre risas textualmente: “Intenta traducir bien cuando se trate de comida asiática auténtica para que tengas claro que estás comiendo”, indicó.

Mientras que a lo que se refiere a lo que ella considera que han sido las claves de su éxito expresó: “Han sido principalmente dos cosas. La primera siempre servir de la misma forma, no importa si le estoy sirviendo un café a un trabajador o a la reina de Malasia, siempre intento hacerlo de la mejor manera y con el mismo cariño. Por otra parte, el nunca rendirme, encontrar cosas, momentos, personas que me ayudan a mejorar y a seguir adelante a pesar de las adversidades”, aseguró Asmiriam.

Y por supuesto, no podíamos desaprovechar la oportunidad de preguntarle acerca de su plato y lugar favorito de Venezuela, a lo que Roa respondió: “La pisca andina, en las cocinas típicas del mercado principal de Mérida, si no han ido por favor háganlo por mí. Valdrá la pena!”, destacó nuestra simpática especialista en café y chocolate.

Con esta última respuesta damos por terminada esta interesante entrevista. Asmiriam Roa nos hizo entender que hay toda una complejidad de procesos detrás de un buen café o un buen chocolate, pero sobre todo que el buen trato a un comensal puede cambiar desde su humor hacia la forma de ver determinado producto, por lo que el mensaje a los jóvenes baristas o futuros maestros chocolateros apunta a: “Siempre lo digo, que hagan todo con pasión y que se dediquen a entrenar. Además que intenten que su servicio de hospitalidad siempre sea el mejor, ustedes pueden cambiarle el humor, el ánimo y hasta el gusto por ese producto que la persona esté probando solo con la forma en la que lo reciben y lo atienden”, finalizó Roa.

Definitivamente, como lo hemos dicho a lo largo de la entrevista nuestra verdadera pasión y amor hacia lo que nos hace realmente feliz es lo que prevalecerá siempre, esto aplica desde nuestro día a día, hasta el ámbito profesional y somos nosotros los que tenemos el poder de darle un giro a nuestra vida, llevándonos hacia nuestra misión de vida.

Asmiriam es una muestra de ello, y por supuesto, su decisión y gallardía en trabajar por lo que realmente la llena es de admirar, pero sobre todo el hecho de dejar de complacer al resto y enfocarse en lo que le dice su corazón, por lo que los resultados no pueden ser otros que productos extraordinarios hechos con amor y conocimiento.

Así que no puedes perderte cada una de las creaciones de Asmiriam Roa, por lo que te invitamos a seguirla en Instagram, Facebook y Linkedin  como @asmiriamroa, y si desean mentorías pueden contactarla a su correo electrónico asmiriamroac@gmail.com.

Publicado por: Isabela Isern

Fuente: venezolanosilustres.com

Deja una respuesta