martes

16

October

2018


La música de los 60 y 70 regresa a Laurel Canyon

La música de los 60 y 70 regresa a Laurel Canyon

Este pasado 22 de Julio en la ciudad de Los Angeles, California se celebró “Love Street Festival” en nada más y nada menos que Laurel Canyon, una de las zonas con más historia musical en esta ciudad del oeste americano. Laurel Canyon forma parte de “Hollywood Hills”, area que se encuentra en las montañas de Santa Monica y que desde los años 60 y 70 ha tenido una larga lista de residentes famosos del mundo de la música como Joni Mitchell, Jim Morrison de la conocida agrupación “The Doors”, Carole King, Frank Zappa, Neil Young, miembros de la banda “The Eagles”, John y Michelle Phillips de “Mamas & the Papas”, Micky Dolenz y Peter Tork de “The Monkees” y más recientemente el mismo J. Tillman, ex-baterista de la banda “Fleet Foxes”, quien ahora tiene su acto de solista bajo el nombre de “Father John Misty” vivió un período de tiempo en el cañón, durante su transición y reinvención musical y personal. Hay tantas canciones que inmortalizan este sitio... desde el mismo Father John Misty quien en su disco “I Love You, Honeybear” en la canción “I Went to the Store One Day” (“Fuí a la tienda un día”) nos cuenta como conoció a su esposa en el estacionamiento de la tienda del pueblo de Laurel Canyon; o Joni Mitchell quien habla de su casa en el cañón en su tema “Our House” (“Nuestra Casa”), hasta “Mamas & The Papas” en su tema “Twelve Thirty, Young Girls are Coming to the Canyon” (“Doce y treinta, Chicas jóvenes vienen al Cañón”).

Fue mi primera visita a este festival y debo decir que ha sido hasta ahora una de las mejores experiencias que he vivido de pequeños festivales. Siendo fiel al espíritu del cañón y a toda su historia, la puesta en escena del evento fue sencilla y práctica. Desde los dos escenarios, modestos en tamaño, el Beer Garden “Jardín de Cerveza” perfectamente localizado en el medio del evento, el cual tenía a su lado la famosa tienda de la zona donde todo el mundo podía comprar snacks, los baños (dos baños que mágicamente nunca tenían largas filas de gente), hasta los puestos de helados artesanales y adopción de gatos sin hogar. Exceptuando un pequeño grupo demográfico más joven, la mayor parte del público estaba reviviendo su juventud escuchando a Robby Krieger y John Densmore, guitarrista y baterista de “The Doors”, quienes siguen teniendo la misma destreza y talento en el escenario que hace 50 años.

Uno de mis momentos favoritos de la tarde fue escuchar a Michelle Phillips de “Mamas & The Papas” interpretar su icónico tema “California Dreamin’” junto a su hija y las hijas de Brian Wilson de los “Beach Boys”. Todo el festival se sintió como un salto al pasado, al flower power y a ese momento increíble dentro de la música, donde nacieron bandas cuya música sigue igual de vigente años y años después.

EVENTOS DEL MES