domingo

22

October

2017


La posición que les encanta a las mujeres pero que no te la pedirán

La posición que les encanta a las mujeres pero que no te la pedirán

En la búsqueda de descifrar el eterno enigma de los genitales femeninos, los hombres se han esforzado para encontrar la posición sexual que garantice el orgasmo femenino. Esto ha llevado a una avalancha de titulares hablando sobre, "la posición sexual infalible para provocar un orgasmo". (Incluyendo, sí, algunos de nuestra autoría). ¿La última incursión en este tema? El periódico británico, Daily Star, recientemente entrevistó a una "sexperta" (un término usado generosamente y que aplica para cualquier mujer atractiva que ha visto un episodio de Sex and the City) que declaró que existe una posición que garantía llevar a una mujer al orgasmo: el misionero.

"Es una de las pocas posiciones que permite la estimulación interna completa, así como la estimulación externa, sin necesidad de ningún dedo o juguetes adicional", explicó Annabelle Knight.

Pocas mujeres solicitarán específicamente la posición del misionero, a menos que ella acabara de comerse un burrito o esté sobreponiéndose a una gripe o algo así y no quiera estar en encima. E incluso si lo hace, es probable que no la lleve al orgasmo sin necesidad de ningún otro tipo de estimulación.

Seamos claros sobre esto: cada vagina es única, y a cada mujer le gusta algo diferente en la cama. El yugo de una mujer es el deleite de otra o, dicho de otra manera, el misionero de una mujer es el dedo introducido en el de otra, mientras recita la alineación inicial de los Mellizos de Minnesota en 1984. Hay un rango tremendo sobre lo que a las mujeres les gusta en la cama, y ​​esa variedad es precisamente lo que hace que el sexo sea tan interesante (y simplemente, divertido).

Sin embargo, hay un montón de datos que sugieren que cuando se trata de llevar a una mujer al orgasmo, simple meter el pene en la vagina, no va a ser suficiente. Según un estudio Cosmopolitan de 2015, solo el 57 por ciento de las mujeres heterosexuales tienen orgasmos en la cama, en comparación con el 95 por ciento de sus parejas masculinas. ¿Cuál es la razón de esta "brecha del orgasmo", según los expertos? No hay suficiente estimulación del clítoris. Aunque las estadísticas varían, los investigadores dicen que solo un reducido número de mujeres puede terminar mediante solo la penetración. De hecho, un estudio de 2009 reveló que el 75 por ciento de las mujeres solo puede alcanzar el orgasmo con una combinación de penetración y estimulación del clítoris, mientras que 10 a 15 por ciento dijo que es imposible para ellas tener un orgasmo bajo cualquier circunstancia.

  

Ahora bien, es cierto que algunas posiciones sexuales alientan la estimulación del clítoris, siendo el misionero una de ellos. ¿Pero martillar la vagina de tu pareja como si te debiera dinero, esperando que tu hueso púbico haga contacto con su clítoris? Bueno, esa no es una manera eficaz o eficiente de llevar a una mujer al orgasmo. La mayoría de las investigaciones sugieren que las mujeres requieren de diferentes tipos de roses a diferentes velocidades y presiones para llevarlas al orgasmo, por lo que frotarlo descuidada y repetitivamente, como si estuvieras borrando un error ortográfico en tu cuaderno, no funcionará. Lo siento.

Al final, la mejor manera de llevar a una mujer al orgasmo, no es simplemente confiar en una posición sexual como un Ave María y cruzarse de brazos a esperar que funcione. Requiere tiempo, energía y, sobre todo, atención. Requiere escuchar lo que quiere y saber la diferencia entre un "Um, ¿qué estás haciendo ahí abajo?" Y un "Wow, ¿qué estás haciendo ahí?" Y seamos realistas: probablemente requiera usar tu mano, tu boca, un juguete sexual, o alguna combinación de los tres. Solo recuerda: si bien hay un millón de posiciones sexuales increíbles por ahí, solo hay algo que es infalible para que tenga un orgasmo y es preguntarle qué quiere, cómo lo quiere y cuándo lo quiere. 

Fuente: Men's Health

EVENTOS DEL MES