lunes

23

October

2017


La receta para un buen sexo

La receta para un buen sexo

Sí, mientras más espontáneo sea el sexo, mejor. Pero eso no quita que si cumples los requisitos que hablamos en esta lista, tu pareja siempre querrá regresar por más

 

·       Protección: No importa cuál (mientras sea una física y no una foto de Wilker Fariñas), la protección es lo más importante.

·       Comodidad: Primero que nada debes sentirte cómodo con la persona que vayas a acostarte. Si es tu primera vez, entendemos los nervios, pero hay una gran diferencia entre sentirte incómodo, a sentir un poco de preocupación por la primera vez.

·       Besos: No hay que decir más: simplemente no hay buen sexo si no hay una buena (y suficiente) cantidad de besos apasionados.

·       Risas: Así es, incluso en los momentos más excitantes, pueden reírse. Es más, si algo ocurre mal, es mejor que se rían juntos, a que uno de los dos salga avergonzado.

·       Confianza: Es importante que ambos confíen en la otra persona, de otra forma nunca podrán relajarse. ¿Y si no le gustan mis estrías?, ¿le incomodará mi lonjita? Entendemos la preocupación, pero el sexo no se disfruta de esa forma.

·       Aceptación: Es primordial que ambos estén listos para aceptar el cuerpo del otro con la disposición de disfrutarlo. Nadie es perfecto, de hecho somos los seres más perfectamente imperfectos del planeta, así queo lo aceptas, o te vas de la cama.

·       Cero inhibiciones: Fuera ropa sin vergüenza. Si todo el tiempo te preocupas por la barriga, las marcas y la celulitis, ¿cuándo te vas a dar tiempo para disfrutar? Este punto no estará al principio de la lista, pero definitivamente es el más importante.

·       Buena luz: No es que ambos deban verse bajo la lupa, pero es importante tener un poco de luz para poder aprovechar la experiencia. Y no, no tiene que ser bajo la luz del sol, pero mínimo deben poder ver sus siluetas (y el condón).

·       Momentos incómodos: No importa si será tu primera o centésima vez, siempre habrá un momento incómodo. Que se le cayó el condón, que se pegó la cabeza, que se cayeron de la cama… siempre habrá algo, así que es mejor que lo aceptes desde ahorita.

·       Lubricación: Nada como un buen lubricante para mejorar cualquier experiencia sexual. Y no porque no puedas lubricar por tu cuenta (claro que puedes), pero este producto nunca estará de más.

·       Hablar sucio: no nos referimos a las groserías, sino a una plática erótica muy, pero muy detallada. Dile lo que te gusta, lo que está haciendo bien y aliéntalo a seguir adelante. Además de comunicarte, lo excitarás mucho más y disfrutarán de buen sexo.

 

Fuente: EME de Mujer

EVENTOS DEL MES