miércoles

24

August

2016


Los Kilos del amor

Los Kilos del amor

A muchos les ha pasado, después de meses detrás de su prospecto, cuidar detalles, estar siempre de punta en blanco, decirle a los amigos "estamos saliendo", por fin consigues tu objetivo y se formaliza la relación. Dígase novio, arrejunte, compartir un techo, matrimonios, el fin es uno: están juntos y la cosa ahora va en serio.

Y tan en serio va que se empiezan a dejar de lado los detalles y comienza la comodidad. Atrás quedaron los nervios y llega la alegría del convivir, de hacer de la rutina un plan diario. Esas ideas  que empezaban con un "¿vamos a salir esta noche?” cambian por "¿y si alquilamos una peli y nos comemos una pizzita?”

Según Fitnessmagazine.com, la mujer recién casada puede ganar hasta cinco kilos en un año en comparación con las solteras (ahí tienen, un punto para las que todavía están en la búsqueda de su príncipe azul). El nivel de ejercicio baja en comparación con el de la chica soltera y al parecer, estar de cacería hace que gastemos más energía que cuando tenemos a nuestra presa "dominada".

Y la verdad es que este síndrome de recién casada no le da solo a las chicas. Muchos chicos también se echan sus kilos al decir el “si, acepto”. La teoría de “la cacería se acabó” relaja también a los hombres y les da rienda suelta (en su mente) para comer lo que quieran. Ahora entiendo por qué mi gato Fanto es tan gordito, el hace años que se dejó de eso de cazar gatitas y su día lo distribuye cómodamente en comer, dormir y ronronear. Y miren como está: (foto de Fanto)

fanto

Pero la verdad es que amor estable no tiene que significar pasar de talla M a XL, hay maneras no sólo de perder esos kilitos de más, sino de hacer de tu relación una "unión saludable".

No hagan del tiempo juntos "tiempo para comer con diminutivos". Si los dos llegan cansados del trabajo, obvio que van a querer un poco de comida que los reconforte ¿cierto? Pero no tienen que hacer de ese momento la hora de comer una pastica, un sanduchito, una pizzita (porque juramos que si le ponemos diminutivos no engordan tanto). Hagan de esa hora, el momento de comer sano, con comida que les llene el tanque de la gasolina correcta para descansar la jornada. La mejor opción: proteínas y vegetales.

Hagan actividades físicas juntos. Más allá de las que están obligadas en el contrato de estar juntos (no sean mal pensados, hablo de lavar la ropa, barrer, recoger la cocina) inscríbanse en una clase de ejercicios que les guste o salgan a caminar mientras se cuentan qué tal les fue en el día. Esto es ideal para las parejas donde ambos necesitan de ese empujoncito para hacer ejercicio.

pareja_ejercicio

Hagan las compras del mercado juntos. El domingo es el día perfecto porque hay menos oportunidades de llevarse chucherías a la casa y estas en modo "preparar la semana". Llena ese carro de vegetales, pollo, huevos, clara de huevo, atún, avena, pan integral, leche descremada, etc. Otra ventaja de hacerla el domingo, es que evitas ir en la semana después de la jornada laboral donde, además de cansados, siempre tenemos hambre y corremos el riesgo de comprar tonterías que no debemos comernos.

Piensa así: pareja que se cuida, permanece junta. Así como cuidas la comunicación, respetas espacios e individualidades y disfrutan de su unión, mantenerse sanos hará que su relación sea más duradera. Y si además se ven “esbeltos” en el camino, ¡este plan no tiene pérdida!

 

+ Info:http://www.inspirulina.com/los-kilos-del-amor.html

Noticias Similares
[CARACAS OSCURA] El cuento de los parqueros

[CARACAS OSCURA] El cuento de los parqueros

Te contamos sobre el lado oscuro de los locales
Leer Más
[EDITORIAL] Los djs son los nuevos rockstars, lo merezcan o no

[EDITORIAL] Los djs son los nuevos rockstars, lo mere...

Esta semana tocamos el tema del auge la movida electrónica en el país.
Leer Más
[EDITORIAL] Suena Caracas, pero no en estéreo

[EDITORIAL] Suena Caracas, pero no en estéreo

Esta semana te hablamos de nuestra opinión sobre este festival
Leer Más
VER MÁS NOTICIAS

EVENTOS DEL MES