domingo

26

May

2019


Liqüet

Liqüet Recién salidos del horno para algunos, pero nada más distante para los conocedores. LIQÜET, banda ganadora del Festival de Nuevas Bandas 02, conversó -entre unas birritas y saludos de los panas- con rumbacaracas.com para que el público conozca un poco más de este grupo que lleva casi siete años rocanroleando como una banda nueva.

Su partida de nacimiento oficial data de 1997 y está conformada por Manuel Macías en el bajo y voz principal, Alejandro Prieto en la batería, Javier Padrón en la guitarra y coros, y Alejandro Angulo en la guitarra, quienes le dan la entrada a la nueva generación de rock nacional.

Nacieron como deben nacer todas la bandas de la movida: panas del colegio que se dieron cuenta que la música era lo suyo. Nada de productores ni castings con el propósito de armar un grupo. Luego de pasearse por cuanto ritmo heavy se haya creado, dejando de lado la pachanga -no por mala, sino porque no es para ellos- se estacionaron cómodamente en el metal alternativo.

Ruedan por cuanto festival se haya creado en el país, hasta eventos como el ya añejo Jim Morrison del recordado Doors, pasando por locales, plazas y taguaras que abran sus puertas al new (nü) género, creando su pequeña legión de fans y simpatizantes. Pero sin lugar a duda, el hecho que reasalta en su currículo es el de haber participado dos veces en el circuito de Nuevas Bandas, haciéndose acreedores del título principal de la última edición.

¿Y cuál fue la clave del éxito para haber ganado esta vez? A pesar de sus caras casi imberbes, la respuesta es gracias a la madurez. Y no hablamos de postgrados en filosofía ni estudios en Berkley ni Juliard: Si la máxima universal reza: Es el ruedo el que hace al torero, la analogía se extiende a la música. La calle es quien hace a los músicos, y estos chicos han llevado bastante calle. Recalcan, aclaran y subrayan este hecho, para que no quede lugar a dudas; lo suyo es la música y sólo la práctica es lo que ha logrado que puedan presentarse como la banda que actualmente son. Nada de palancas, nada de amiguismos. Puro ensayo y error.

Detalle que sale a colación entre las cervezas es el hecho de estar inmersos en este nü género, nü movimiento, este renombrado nü metal. Y se pregunta porque por lo efímero de los movimientos en nuestro país, donde todo músico ha pasado por etapas que van desde el waperó hasta el sofisticado DJ, pasando por el rocanrolero chacaitero.

Si es moda, la cosa pasa, no trasciende. Pero, para ellos, las nuevas tendencias del metal es una etiqueta que, si bien no adquieren como impuesta, es una casilla en la que encajan por el momento.

No desaprovechan la ocasión -que les cae como anillo al dedo- de desarrollar el movimiento del metal alternativo que actualmente tiene tantos adeptos como la música electrónica, pero la evolución musical la llevan dentro y se abren a todas las puertas. Eso sí, quienes esperen oírlos tocando alguna tonada de Wilfrido Vargas, van a tener que abstenerse.

Siguen los saludos de los panas que se acercan a felicitarlos, y se nota que aún no están acostumbrados a esto de la fama, asignatura que obligatoriamente tendrán que tomar en el pequeño mundo del fashion-rocanrol-business venezolano.

Y no por que tengan que estar firmando autógrafos ni adquiriendo poses falsas. Es que los chicos ya son famosos. Ya tiene fans. Ya tienen su trofeo de la mejor banda bajo el brazo, y aunque, a pesar del pensamiento popular, no son un grupo nuevo, es ahora que van a dar de que hablar. Y bastante, nos atrevemos a decir.

Por: Clementina Ramos

Banda ganadora del Festival de Nuevas Bandas 02

+ Info:www.liquet.com.ve

EVENTOS DEL MES