La Orquesta Sinfónica de Londres estrena conciertos interactivos en castellano

“El cierre obligatorio que sufrimos debido a esta pandemia trajo una modificación en los tiempos cronológicos e hizo que nuestra estrategia digital se adelantara tres años en un lapso de tres meses”. Así describe Kathryn Macdowell, directora general de la Orquesta Sinfónica de Londres (LSO, por sus siglas en inglés) a la situación que se vivió cuando toda la planificación, los conciertos y las giras quedaron suspendidos y con ello la interacción permanente que tienen con su audiencia.

Pero esta orquesta, fundada en 1904 y que siempre se ha distinguido como pionera dentro del mundo de las orquestas, se dedicó entonces a aprovechar la labor que ya tenían adelantada (tienen más de 20 años trabajando en el desarrollo de su plataforma digital) para poder llegarle a través de esta vía a un mayor número de público.

Según cuenta la propia Macdowell, ella también fue beneficiaria del enfoque innovador que ha caracterizado históricamente a la LSO, ya que gracias a las Noches Musicales que André Previn presentaba en los años 70 en la TV británica, transmitidos en horario estelar, se convirtió en una fiel seguidora de la orquesta.

“Soy de Irlanda del Norte y esos años fueron muy complejos, así que la única forma que podíamos tener contacto con grandes orquestas era a través de ese medio. Ahora la diferencia está en que los jóvenes encuentran a la orquesta a través de otra pantalla: la de sus teléfonos. Esa fue una de las razones por las que decidimos arrancar con LSO Live, nuestro propio sello discográfico, y ampliarlo a su vez con contenidos audiovisuales para poder llegarle a una audiencia completamente diferente. El resultado ha sido genial puesto que, en este tiempo de aislamiento obligatorio, la demanda creció exponencialmente y descubrimos de manera maravillosa que 43% de quienes consumen nuestro material son menores de 35 años”.

La directora explicó que salir de gira es una tradición que la LSO tiene desde su fundación y que lamentablemente tuvo que ser interrumpida por completo en este 2020, algo que considera costará volver a retomar en el futuro próximo.

“Habrá que planificar los viajes de otra manera, quizás profundizando primero en la manera en la que nos relacionamos con otros países y regiones para después cada cierto periodo de tiempo hacer giras importantes con varias presentaciones”.

Apuntando a esto fue que se decidieron a firmar una alianza inédita para darle a la Fundación CorpArtes en Chile el carácter de distribuidores oficiales de todo el material digital en español de la LSO, con la finalidad de que pueda estar disponible para toda Latinoamérica.

Una oportunidad única para conocer las grabaciones de la orquesta con mayor tradición discográfica del mundo, dirigida desde 2017 por Simon Rattle y que además es muy popular por haber sido los intérpretes de las bandas sonoras de Star Wars, Harry Potter, El discurso del rey, La forma del agua e Indiana Jones, entre otras, así como uno de los momentos memorables de la apertura de los Juegos Olímpicos en la capital británica, interpretando el tema de Carrozas de fuego con el Mr. Bean de Rowan Atkinson como “solista” invitado.

Con 15 años de existencia, la Fundación CorpArtes es una institución que cuenta con un centro cultural propio en Santiago de Chile, en el que cada año ofrecen una temporada de música clásica. Fue allí, a raíz de la gira que la LSO hizo el año pasado a la región por primera vez en toda su historia (también visitaron la Argentina presentándose en el Teatro Colón) que se creó el vínculo entre ambas organizaciones.

“Chile entró en abril en una situación de confinamiento importante y nosotros, al no tener ningún cuerpo estable, no contamos con material propio para mostrar. Por esto decidimos comunicarnos con Londres y luego de un interesante intercambio sobre como podíamos profundizar esa relación que se había iniciado en 2019, surgió esta idea de convertirnos en una especie de embajadores de su contenido digital para toda América Latina. Esto va en perfecta sintonía con la idea de la LSO de llegar cada vez más a un mayor número de personas. La música es el idioma universal y sabemos que un concierto no requiere traducción, pero si lo necesita el material que los complementa. Ahora, al tenerlo disponible en español, creemos que es una manera de derribar barreras y hacerlo accesible para todos. La traducción se ha hecho cuidando mucho todas las normas y parámetros que exige la LSO, por eso lo que se muestra es apenas el comienzo y seguiremos trabajando para aumentar la oferta,” explicó Francisca Florenzano, directora de la fundación chilena.

La plataforma LSO Play, ya disponible aquí permite además conocer a la orquesta desde el escenario y observar a sus integrantes mientras interpretan una pieza musical, seleccionando el ángulo de cámara favorito.

Célebres por su enorme cantidad de conciertos alrededor del mundo, la LSO desarrolló una estrategia multimedia para afrontar la cuarentena por el coronavirus gracias al streaming | Crédito: Prensa

En vivo desde el Barbican

El catálogo incluye seis conciertos interactivos grabados en el Barbican de Londres: Variaciones enigma, de Elgar; La consagración de la primavera, de Stravinsky, dirigidos por Simon Rattle; Preludio a la siesta de un fauno, de Debussy, dirigido por François-Xavier Roth; la Sinfonía n°5, de Shostakovich, dirigido por Michael Tilson Thomas, y la Sinfonía fantástica, de Héctor Berlioz, y el Bolero, de Ravel, dirigidos por Valery Gergiev. Estos conciertos se complementan con videos educativos que ponen en contexto las obras seleccionadas, así como entrevistas con los músicos y directores.

También serán parte de la misma plataforma las “Sesiones de café”, videos grabados por los músicos de la LSO desde sus hogares, en los cuales interpretan piezas musicales de manera cercana y dinámica mientras atraviesan la cuarentena en su país (también se suben en el canal de YouTube de la orquesta todos los lunes, aunque sin subtítulos).

Por otro lado, a través de LSO Always Playing, estarán también disponibles de manera exclusiva, doce conciertos de archivo grabados especialmente para ser disfrutados desde las pantallas, que pueden ser adquiridos de manera individual o como temporada y a precios muy accesibles.

“De esta manera hemos transformado una crisis en una oportunidad tremenda. El mundo de la música clásica había entrado de manera bastante tímida en el espacio digital y aunque estamos claros que jamás podrá sustituir lo presencial, si puede diversificarse y a través de estos medios llegarles a muchas personas que de otra manera jamás podrían acercarse a estas orquestas,” concluye Florenzano.

Publicado por: Isabela ISern

Foto principal: Captura de video

Fuente: elnacional.com / GDA

Social Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *