IBFM 2019: Mucho más que un exitoso evento de danza

La edición XXIV del Festival Internacional de Ballet de Miami (IBFM, por sus siglas en inglés) que comienza este sábado 27 de julio, buscará reafirmar la posición del evento como el más importante de su tipo en Norteamérica y culminará con las dos Galas que constituyen su máxima atracción, el 17 de agosto en el Fillmore Miami Beach Jackie Gleason Theater y al día siguiente en el Miami Dade County Auditorium.

El festival, organizado por el Miami Hispanic Ballet (MHB), bajo la dirección artística de Eriberto Jiménez, cuenta este año con un centenar de artistas representando a compañías provenientes de Brazil, Chile, República Dominicana, Inglaterra, Alemania, Francia, Italia, Países Bajos, Hungría, México, España y Estados Unidos.

Pero IBFM 2019 es mucho más que un exitoso evento de danza. IBFM es un acontecimiento cultural que abarca exhibiciones de arte, presentaciones de libros, proyección de documentales, talleres y clases magistrales.

La actividad inaugural del sábado 27, en el Miami Hispanic Cultural Arts Center (MHCAC), incluye la develación oficial del póster del Festival, creado por el artista Alexander Mijares (miamense, de madre cubana y padre español) y la apertura de su exposición Bailarinas.

“También tenemos una exposición de fotografías del artista mexicano Luis Arturo Chacón, en colaboración con el Instituto Cultural de México en Miami”, puntualizó Jiménez durante la entrevista.

El sábado 3 de agosto tendrá lugar una presentación en el Teatro Manuel Artime titulada Jóvenes Medallistas, dedicada a los talentos que se han destacado en diferentes concursos nacionales e internacionales y donde van a participar por primera vez los ganadores de la Miami International Ballet Competition (MIBC) que dirigen los Maestros Yanis Pikieris y Vladimir Issaev.

“Este año agregamos dos nuevas funciones de danza contemporánea que se van a hacer en la calle. Queremos que más gente conozca sobre el festival. Van a ser simultáneas, el día 9 de agosto, una en Lincoln Road y otra en Wynwood Walls. Como tenemos este año seis compañías de danza contemporánea de Italia, Brasil, Suiza y Estados Unidos las vamos a dividir en esas dos locaciones”, nos comparte Jiménez lleno de entusiasmo.

La oferta contemporánea se completa con una función el sábado 10 en el auditorio de Miami Arts Charter School en Wynwood y el domingo 11 en la tarde en el Amaturo Theater Broward Center for the Performing Arts.

Como ya es costumbre, durante las Galas se entregaran los premios a la trayectoria. El Premio Una Vida por la Danza comenzó a darse en 1998. El año pasado fue otorgado como reconocimiento póstumo a Pedro Pablo Peña (1944-2018), fundador del IBFM. El Premio Crítica y Cultura del Ballet se entregó por primera vez en 2007 y el año pasado lo recibió la publicación Dance Magazine.

“Este año, el Premio Una Vida por la Danza lo va a recibir Willy Burmann, un maestro extraordinario que ha vivido en Nueva York por muchos años, ha sido coach privado de casi todas las estrellas del New York City Ballet y del American Ballet Theatre y dicta clases en Steps on Broadway. El Premio Crítica y Cultura del Ballet lo va a recibir Sara L. Kaufman, crítica de arte de The Washington Post,” anuncia Jiménez, que hace un aparte para decirnos “durante la Film Series se van a proyectar La Chana, un documental español sobre la mítica bailaora y otro sobre la gran coreógrafa alemana Pina Bausch”.

Otra novedad de este año tiene que ver con las presentaciones de libros de danza el primero y el 8 de agosto en MHCAC. Además del lanzamiento de los libros Ballet clásico y tradición grecolatina en Cuba de Yoandy Cabrera y Jonny Luis Téllez y Wilson Pico de Ecuador. Cronología de un apasionado camino en la danza de la investigadora ecuatoriana-mexicana Patricia Aulestia, el centro comenzará a ofertar textos presentados en ediciones anteriores del festival.

En este contexto estarán disponibles varias obras de Roger Salas, destacado crítico de danza del diario español El País que tiene programada además una interesante conferencia para el viernes 16 y La Danza en Miami (1998-2017): las reseñas cuentan su historia” — con autoría del que escribe, también moderador de las presentaciones de los libros— publicado en 2018 por el propio MHCAC en colaboración con el Centro Nacional de Documentación e Información de la Danza José Limón del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) de México.

Muchos de los bailarines que han visitado el sur de la Florida con motivo del festival han dejado muy gratos recuerdos en el público de Miami. Entre estos se destacan la chilena Natalia Berrios y el colombiano José Manuel Ghiso, Primeros Bailarines del Ballet de Santiago que son además pareja en la vida real y regresan este año en circunstancias muy especiales.

Berrios asistió al festival por primera vez en 1998 representando al Ballet de Santiago y regresó en 2002. Ghiso nos visitó en 1999 como figura del Ballet de Cali. Juntos, bailaron por primera vez en Miami en 2011 interpretando con éxito enorme el pas de deux del Cisne Negro de El Lago de los Cisnes y reverdecieron laureles en 2016 con el pas de deux del Cisne Blanco y Carmen.

“Para nosotros ha significado una oportunidad maravillosa el poder ser parte en varias ocasiones de este gran festival de ballet, y haber podido bailar junto a grandes estrellas con quienes hoy en día tenemos una relación de amistad”, comenta Ghiso desde Santiago de Chile. “Esta participación en el festival es muy importante para nosotros, pues venimos a despedirnos de este gran evento y su hermoso público que nos ha recibido siempre con mucho cariño”.

Y aclara, “gracias al Ballet de Santiago hemos tenido dos grandes carreras llenas de hermosos momentos y triunfos y hemos tenido la oportunidad de interpretar un repertorio privilegiado en diferentes escenarios del mundo. Natalia suma ya 27 años de trayectoria profesional y yo 23 años de carrera, la fecha exacta de nuestro retiro no la hemos decidido todavía, pero sabemos que se acerca el momento”.

Con respecto a lo que van a bailar durante el festival, Ghiso responde:

“Llevamos una obra que nuestro querido Pedro Pablo siempre quiso tener sobre el escenario, es el pas de deux del 3er acto del ballet ‘Onegin’ de John Cranko, el cual presentaremos en la noche de Gala clásica y como dúo neoclásico bailaremos el tango ‘Emociones’ de Jaime Pinto con música de Astor Piazolla.”

Definitivamente, la edición XXIV del IBFM va a estar repleta de grandes artistas y momentos inolvidables e irrepetibles. Asistir a este encuentro con lo mejor de la danza mundial es un compromiso insoslayable con la cultura y una prerrogativa miamense que hay que saber aprovechar.

Para más información sobre fechas, horarios, lugares y precios de las entradas a las actividades de IBFM 2019 visite InternationalBalletFestival.org.

 

Autor: Isabela Isern.

Fuente: El nuevo Herald.

Foto: Edison Araya.

 

 

Social Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *