Festival de Salzburgo ofrecerá un programa reducido de 90 funciones en agosto

El Festival de Verano de Salzburgo, unas de las citas de teatro y música clásica más importantes de Europa y que este año cumple su primer centenario, se celebrará entre el 1 y el 30 de agosto con un programa reducido a menos de la mitad debido a las restricciones contra el coronavirus.

Así lo anunció la dirección del certamen tras una reunión con la comisión directiva del festival, que fijó la presentación de un total de 90 funciones en 30 días en 6 escenarios, en lugar de las hasta ahora previstas 200 en 44 días y en 14 sitios.

Todas las producciones que no se puedan ofrecer en la edición de este año, siempre con estrictas reglas sanitarias para evitar contagios con el virus, se aplazarán a la edición de 2021.

Programa modificado

La presidenta del Festival, Helga Rabl-Stadler, confirmó en declaraciones a la radio pública ORF que este año habrá un festival, pero de forma modificada. «Con menos duración, del 1 al 30 de agosto, con un programa modificado, y con reglas estrictas de seguridad (sanitaria)», dijo.

El programa exacto del Festival se presentará la semana próxima y debido a las restricciones de aforo se emitirá menos de un tercio de las entradas previstas hasta ahora.

Markus Hinterhäuser, responsable del programa, destacó este lunes que el Festival es más generoso de lo esperado. Afirmó que «cada género cultural (música, teatro, canto) será presentado».

El anuncio de Salzburgo coincide con las medidas de apertura comunicadas este lunes por el gobierno austríaco para eventos culturales a partir del viernes próximo.

Los actos culturales serán posibles con ciertas limitaciones del auditorio, cuyo tamaño irá aumentando de forma progresiva desde un centenar hasta un millar de personas (a partir de agosto) en recintos cerrados, y algo más permisivas al aire libre.

Hasta un máximo de 1.250 asistentes

En cuanto a si se superan las 100 personas, cualquier evento cultural deberá ser presenciado por un público sentado, siempre y cuando las cifras de contagio se mantengan bajas.

De lograr ese objetivo, en julio los actos bajo techo podrán contar con hasta 250 asistentes (500 al aire libre) y, dependiendo del visto bueno de las autoridades locales, en agosto hasta un máximo de 1.000 (1.250 al aire libre).

Los organizadores de eventos más grandes, como el festival de Salzburgo, deberán presentar previamente un «plan de seguridad» con medidas de higiene y otras para limitar el riesgo de propagación del patógeno.

Austria ha contabilizado hasta ahora cerca de 16.500 personas contagiadas con el coronavirus, de las cuales 15.138 se han recuperado, 641 han fallecido, mientras que unas 140 siguen hospitalizadas.

Foto: La soprano Anna Netrebko en el Festival de Salzburgo

Fuente: elnacional.com / EFE

Social Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *