El K-Pop de BTS y Karol G triunfaron en los EMA de MTV

Como impregnado por la diáspora que el covid-19 impuso al formato de la 27º gala de los Europe Music Awards (EMA) de MTV, con shows en diferido desde diversos puntos del planeta, su reparto de premios incidió en dos epicentros musicales ajenos a la hegemonía anglosajona: el talento latino de Karol G y el K-Pop de BTS.

El mayor número de trofeos fue a manos de BTS, el gigante mundial surgido de Corea del Sur: mejor canción por “Dynamite“, mejor grupo, mejores fans y mejor directo online, un acto de justicia ya que el streaming de pago se reveló con ellos como una alternativa millonaria a falta de conciertos en vivo. En duda queda por qué, con esa baza, el septeto no actuó en esta ceremonia.

La vieja Europa se dejó seducir asimismo por los ritmos calientes del otro lado del Atlántico, con los medillenenses Maluma y Karol G como dos de los protagonistas de sus esperadas actuaciones, el primero desde una terraza con vistas de rascacielos para su gran éxito “Hawai” y la segunda acompañada de motoristas y carros de estilo vintage de los años 60 para interpretar “Bichota”.

Además, la de 2020 ha sido la primera ceremonia en la que se entregó un galardón al mejor artista latino, que fue a manos de esta colombiana, acreedora también de la mejor colaboración por su tema “Tusa” junto a Nicki Minaj.

“Toda la vida soñé con estas cosas y me siento súper orgullosa de representar a mi comunidad. Gracias por acompañarme en este proceso. Esto es para los latinos y para todo el mundo, porque aunque este no sea su idioma o su cultura, la gente disfruta de la música, que nos une a todos”, dijo en su discurso.

Lagy Gaga, mejor artista

Lady Gaga, quien partía como máxima favorita con siete candidaturas, materializó el premio a mejor artista, mientras que el de mejor video fue para Dj Khaled por “Popstar”, su canción con Drake, en una competencia en la que inexplicablemente no figuraba como aspirante el trabajo de la productora española Canadá para Dua Lipa en “Physical”.

Entre la sangre fresca, la ubicua Doja Cat fue coronada artista revelación y Yungblud se llevó su primer EMA, concretamente en la categoría de mejor push (que premia a los talentos nuevos por los que apuesta personalmente MTV), mientras que H.E.R. recibió una distinción a mejor video con mensaje positivo por “I Can’t Breathe”.

Por estilos, fueron elegidos Cardi B mejor artista de hip-hop, Coldplay (artista rock), Hayley Williams (artista alternativo), David Guetta (música electrónica) y Little Mix (pop), quienes ejercieron de anfitrionas de la gala, aunque en formato de trío por la enfermedad de Jesy Nelson, explicó la organización.

Karol G y Yungblud, grandes actuaciones de la noche
Enlatadas, sin el pellizco del directo, las actuaciones no tuvieron en general la fuerza visual de las de su ceremonia hermana de los Video Music Awards (VMA) de MTV, entregados hace unos meses siguiendo esta misma fórmula pero con mejores resultados.

Y eso que empezaron con el ímpetu del “Say So” de Doja Cat, gateando entre flores, pero actuaciones como las de las propias Little Mix o Alicia Keys se asemejaron más a un mal videoclip que un directo.

Por estilos, fueron elegidos Cardi B mejor artista de hip-hop, Coldplay (artista rock), Hayley Williams (artista alternativo), David Guetta (música electrónica) y Little Mix (pop), quienes ejercieron de anfitrionas de la gala, aunque en formato de trío por la enfermedad de Jesy Nelson, explicó la organización.

Karol G y Yungblud, grandes actuaciones de la noche

Enlatadas, sin el pellizco del directo, las actuaciones no tuvieron en general la fuerza visual de las de su ceremonia hermana de los Video Music Awards (VMA) de MTV, entregados hace unos meses siguiendo esta misma fórmula pero con mejores resultados.

Y eso que empezaron con el ímpetu del “Say So” de Doja Cat, gateando entre flores, pero actuaciones como las de las propias Little Mix o Alicia Keys se asemejaron más a un mal videoclip que un directo.

La estadounidense apareció con la cabeza completamente cubierta por una malla de brillantes y sentada ante un piano montado sobre un tráiler que la paseó alrededor del Museo Guggenheim de Nueva York mientras interpretaba “Love Looks Better”.

Si hubo un show más potente, con el permiso de la joven Tate Mcrae, ha sido el de Karol G, que utilizó “Bichota” para proponer una escena muy cinematográfica, puro barrio entre piruetas de motos, perros descontrolados, bailarines y chispas de soldaduras.

También el de Yungblud, un ángel con minifalda de tablas que sobrevoló la cúpula circular del icónico Roundhouse de Londres antes de dejarse caer al escenario para unirse a su banda ante un inflable gigante de púas rojas, en una transición del pop al “power punk” con “Strawberry Lipstick”.

Por su parte, Sam Smith cantó “Diamonds” desde un teatro vacío, sin bailarines y azotado por relámpagos escarlatas, para terminar con un mensaje categórico a favor de la diversidad sexual: “¡No fastidien a los niños queer!”.

No ha sido la única proclama destacada en una emisión que recordó a algunos de los fallecidos este año, especialmente la leyenda del rock Eddie Van Halen, líder de Van Halen, a través de las palabras de artistas como St. Vincent o Taylor Hawkins (Foo Fighters).

“Es ese tipo de músicos que aparece una vez en el siglo, su manera de redefinir el instrumento, esa sonrisa canalla, su capacidad increíble de improvisar, de tocar ritmos. Era revolucionario y cambió la forma de mirar la guitarra eléctrica”, destacó Tom Morello.

Y aunque no pudo contar con Sia como intérprete de su “Let’s Love”, David Guetta consiguió una de las mejores postales con una actuación grabada junto a la cantante Raye entre cascadas de luces en los monumentales baños de Széchenyi, en Budapest, ciudad que en 2021 acogerá estos premios de manera más estándar y con el pellizco del directo si el coronavirus lo permite.

Fuente: elnacional.com / EFE

Social Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *