Christian Vásquez asumirá nuevas responsabilidades en el sistema de orquestas

El director de San Sebastián de los Reyes estuvo a cargo del concierto aniversario que reunió a más de 200 músicos de diversas generaciones el sábado para interpretar la Sinfonía n.º 2 en do menor de Gustav Mahler, “Resurrección”, en una ovacionada presentación en el Centro Nacional de Acción Social por la Música. Vásquez compartirá la dirección musical de la institución junto con Gustavo Dudamel.

El ambiente del sábado en la sede del sistema de orquestas, en Quebrada Honda, era de fiesta. Entre abrazos y palabras de apoyo entraban familiares, amigos y amantes de la buena música al Centro Nacional de Acción Social por la Música. La sala Simón Bolívar, con aforo para 888 personas, estaba completamente llena. No era cualquier concierto. Se había conformado una orquesta y un coro especial para la ocasión: celebrar los 45 años que cumplió el sistema de orquestas el 12 de febrero. Un proyecto que inició en 1975 con 11 músicos y que alcanzó un millón de jóvenes en 2018 y que, en 2019, contaba con 1.012. 077 beneficiarios en todo el país, según los datos de la Fundación Musical Simón Bolívar, órgano rector del sistema de orquestas.

Integrantes de la Sinfónica Simón Bolívar, la Simón Bolívar de Venezuela y la Coral Nacional Simón Bolívar se reunieron para interpretar la Sinfonía n.º 2 en do menor, de Gustav Mahler, también conocida como “Resurrección”, dirigida por Christian Vásquez, de 36 años de edad. “La estudié mucho con el maestro Abreu. Con ella me di a conocer en Venezuela y en el extranjero, es como mi amuleto. También era una de las favoritas del maestro y es muy completa. Lleva una orquestación súper grande en la que todos pueden participar. También lleva la parte coral y dos solistas. Todos sentimos que el maestro estuvo con nosotros en el concierto”, señala el director, luego de terminar la ovacionada presentación.

Agrega: “Lo extrañamos muchísimo. Pero como dijo Eduardo (Méndez –director ejecutivo Fundación Musical Simón Bolívar-), cada uno de nosotros tiene algo de él. Todos los que trabajamos con él estamos poniendo nuestro granito de arena y seguimos su legado, que es lo más importante. Estamos llevando su mensaje por toda Venezuela y el mundo”.

Esta sinfonía trata sobre la vida después de la muerte, pasando por etapas como la pérdida de fe, cuestionamientos existenciales, hasta llegar a la resurrección. El sábado contó con un elenco de solistas conformado por las sopranos Greicy Terán y Patricia Laguado, y la contralto Marilyn Viloria.

El Coro Simón Bolívar se incorpora a la Sinfonía en el cuarto y quinto movimiento | Foto Cortesía

Pese a sus compromisos internacionales, a Christian Vásquez se le verá con más frecuencia en el país y mucho más vinculado al Sistema, donde se formó. “Me van a ver mucho en Venezuela», dice.

A finales de enero, cuando dirigió la ópera Moisés en Egipto le propusieron dirigir uno de los conciertos del ciclo aniversario. Pero también surgió otra oportunidad: “Estaré a cargo de la parte musical del Sistema junto con Gustavo (Dudamel –director musical de la institución). Voy a estar presente en la parte de programación, seguimiento de los directores de núcleos a nivel nacional. También queremos abrir una cátedra de dirección orquestal con los niños. Definitivamente, estaré mucho más involucrado. Y cuando no esté en el país estaré en contacto por Skype con Eduardo, con Andrés David Ascanio (director de orquesta), con Jesús Morín (director sectorial de formación académica de la Fundación Musical Simón Bolívar), y los directores de núcleo a nivel nacional. Trabajar directamente con los directores de núcleo no se había hecho antes. Creo que es importante que ellos sientan que tienen apoyo; los héroes realmente son ellos”.

Esta responsabilidad Christian Vásquez la asumirá en paralelo con sus compromisos en el extranjero. Reside en Berlín y a finales del año pasado entró en una nueva etapa profesional donde solo es director invitado, pues sus contratos como director titular de la  Orquesta Sinfónica de Stavanger (Noruega) y invitado principal de la Orquesta Sinfónica de Arnhem (Holanda) finalizaron. Tiene programado trabajar durante el año con El Sistema Japón, en Tokio; así como en España, Nueva Zelanda y Polonia.

Una hora y media duró la presentación, en la que, con cinco minutos de aplausos, el publicó festejó la ejecución que reunió a más de 200 músicos en escena de diversas generaciones formados en el sistema de orquestas.

Por: Crysly Egaña

Fuente: elnacional.com

Social Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *