Beyoncé convence a la crítica con Black is King

Beyoncé presentó este viernes en la plataforma Disney+ Black is King un “álbum visual” inspirado en la historia de The Lion King. Las primeras críticas de la prensa aplaudieron el nuevo lanzamiento de la estrella del pop.

“La espera por el segundo ‘disco visual’ de Beyoncé después de Lemonade (2016) merece de verdad la pena”, resumió el periódico británico The Guardian en su reseña de cuatro estrellas sobre cinco.

“Fundamentalmente, Black is King habla de la belleza y riqueza de lo negro sin que sea grotescamente opulento o demasiado artificioso (…). Es una carta de amor a la diáspora negra para recordarles que ellos también son parte de algo más grande”, añadió.

La revista The Wrap subrayó que “los momentos de gloria” de Black is King se encuentran en “la fuerza de sus imágenes, que son más llamativas que la historia o el subtexto”.

Black is King no está exactamente entre lo mejor de sus trabajos previos -es un placer pero no un hito-, pero Queen Bey (Beyoncé) lo recorre con la cabeza alta y su corona intacta”, agregó.

En el agregador de reseñas Rotten Tomatoes, las seis críticas incluidas hasta ahora de Black is King son positivas.

Y las redes sociales en todo el mundo se han llenado de comentarios sobre el nuevo lanzamiento de la cantante.

“Este ‘álbum visual’ de Beyoncé reimagina las lecciones de The Lion King para los jóvenes reyes y reinas en busca de sus propias coronas”, dijeron la artista y Disney+ a finales de junio cuando anunciaron el nuevo proyecto.

“Los viajes de las familias negras a lo largo del tiempo son honrados en una historia acerca del trascendental viaje de un joven rey a través de la traición, el amor y la identidad propia. Sus antepasados le ayudan hacia su destino, y, con las enseñanzas de su padre y la guía de su amor de infancia, alcanza las virtudes necesarias para reclamar su hogar y su trono”, añadieron.

El origen de Black is King es el exitoso remake de The Lion King (2019), una película que recaudó 1.657 millones de dólares y en la que Beyoncé prestó su voz al personaje de Nala.

Poco después editó The Lion King: The Gift (2019), un disco al margen de la banda sonora pero inspirado directamente en la cinta.

Para rizar aún más el rizo, The Gift, que incluía a invitados como Jay-Z, Kendrick Lamar o Childish Gambino, es ahora la base musical sobre la que se construye Black is King.

Dirigido, escrito y producido por la cantante, el álbum sigue los pasos también del ambicioso y cautivador Lemonade, un disco que Beyoncé presentó en HBO con una película de videoclips entrelazados para cada una de las canciones.

Fuente: elnacional / EFE

Social Shares

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *